Los 10 consejos para tratar tu casa contra las pulgas

Cuando estamos ocupados tratando de eliminar un problema de pulgas, la mayoría de los propietarios se acuerdan de tratar a sus mascotas, pero a menudo se olvidan de tratar el hogar.


Por lo general, hay muchas más pulgas en el hogar que en la mascota por lo que el tratamiento del hogar es vital.

Aquí están nuestros 10 consejos para ayudarte:

Revisa tu mascota. Si ves pulgas en tu mascota entonces definitivamente también estarán en tu hogar. Sólo el 5% del ciclo de vida de la pulga tiene lugar en la mascota, lo que significa que el 95% del ciclo ocurre en el hogar.

No son sólo alfombras. Incluso la madera o el suelo laminado puede ser el anfitrión de huevos de pulgas. Sólo porque no tengas alfombra, no significa que no necesites tratar tu hogar.

Mover los muebles. Asegúrate de mover los muebles y rociar debajo de éstos. Las larvas de pulgas no sólo están presentes en los lugares que puedes ver.

No olvides las cortinas. Asegúrate de rociar y aspirar las cortinas, así como la parte posterior y los lados del sofá.

Hazlas eclosionar. Las pulgas adultas son mucho más susceptibles a los aerosoles que las pupas. Anímalas a eclosionar aspirando antes de rociar.

Encuentra el aerosol adecuado. No todos los tratamientos para el hogar son iguales. Idealmente deberías usar un spray que contenga un regulador de crecimiento como el metropreno, que detendrá el ciclo de vida de la pulga.

Protege a tus mascotas. Los aerosoles domésticos pueden ser tóxicos para otros animales. Asegúrate de sacar todas tus mascotas de la habitación antes de rociarla y airearla antes de dejarlas volver a entrar.

Acabar aspirando. Una vez que hayas rociado, aspira toda la habitación y tira la bolsa de la aspiradora.

No rocíes la ropa de cama de tu mascota. En su lugar, lava a 60 ° C y, si es posible, cuélgalo fuera para secar. Si esto no es posible, entonces trátala con un aerosol apropiado.

Es mejor prevenir que curar. El mejor tratamiento contra pulgas para su hogar es en primer lugar, evitar que tus mascotas las cojan. Trata a tu mascota a intervalos regulares con una pipeta de buena calidad que mate pulgas adultas y pare el desarrollo de huevos y larvas.